sábado, 14 de julio de 2012

Horchata, la bebida Valenciana del verano...


Si hay una bebida que se asocia con la Comunidad 

Valenciana, ésta es la horchata. Ello no quita que esta

bebida de color blanquecino y ligeramente dulzón que

se elabora a partir de la chufa, se consuma en toda 

España, especialmente en verano.



El Consejo Regulador de esta denominación de origen que está situada en la comarca valenciana de l´Horta Nord está intentando desestacionalizar su consumo. Sin embargo, la horchata es una bebida que hay que consumir muy fría. Y es cuando llegan los calores cuando más apetece. Hay que tener también en cuenta que la mejor horchata es la fresca, la elaborada según la técnica tradicional y tanto en las horchaterías como en las heladerías saben mucho de esto.

Nutritiva y energética

La horchata de chufa es un producto nutritivo, energético y rico en elementos minerales y vitaminas, entre los que destacan el fósforo, el potasio y las vitaminas C y E. Además de ser un delicioso refresco, posee excelentes propiedades nutricionales.


Prueba de ello es un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Valencia, que afirma que la horchata tiene una composición en ácidos grasos similar a la del aceite de oliva, por lo que tiene propiedades cardiosaludables. Por otro lado, también contribuye a la disminución del colesterol "malo", LDL; al aumento del "bueno", LDH y a la reducción de los triglicéridos.
Estas cualidades pueden ser aprovechadas por los hipertensos, debido a su bajo contenido en sodio y por los alérgicos a los productos lácteos, ya que no contiene lactosa. Sin embargo, las personas con problemas de azúcar se tendrán que abstener, porque la horchata se elabora con chufas, agua y azúcar.

Cultivo de la chufa

El cultivo de la chufa se remonta a la antiguedad y de hecho se ha constatado la presencia de tubérculos de chufa en sarcófagos y tumbas egipcias de las primeras dinastías. Desde Egipto, este singular alimento se expansionó por el Norte de África, llegando a tierras valencianas con las oleadas islámicas de la Edad Media.
En la actualidad sólo 16 términos municipales de la comarca valenciana l´Horta Nord cultivan la chufa, que tiene como cualquier otro cultivo, sus exigencias climáticas. Requiere un clima templado con ausencia de heladas en los primeros meses del ciclo vegetativo y suelos de textura franco-arenosa.
La chufa se planta en abril-mayo y se recolecta de noviembre a enero. Posteriormente se lava y durante más de tres meses se realiza un lento proceso de secado que finaliza con una minuciosa selección de las chufas más aptas para elaborar la horchata. Se puede consumir en fresco, pero su principal uso es la preparación de horchata.

Así se elabora la horchata

  1. Lavado. El proceso comienza con el lavado de las chufas que a continuación se ponen a remojo durante unas ocho horas, con agitación intermitente y renovación periódica del agua. Después se realiza un segundo lavado.
  2. Trituración. El segundo paso es el triturado, que se hace en un molino y durante el cual se introducen simultáneamente un caudal uniforme de agua, que viene a ser unos tres litros por cada kilo de chufa.
  3. Prensado. La masa obtenida se pone en maceración se añade más agua (dos litros por kilo) se prensa y se tamiza
  4. Azucarado. El proceso de elaboración de la horchata se completa disolviendo la proporción deseada de azúcar. Unos 100 grs por litiro de extracto. Una vez fría la horchata ya está lista para beberla.

No hay comentarios: