jueves, 31 de enero de 2013

El molino de la familia Pérez Gil, de 1949, reabre sus puertas en Doctoral como Museo del Gofio...




El viejo molino de la familia Pérez Gil en Doctoral, que comenzó su producción en el año 1949, ha reabierto el pasado lunes sus puertas como Museo del Gofio, un nuevo espacio etnográfico y cultural de Santa Lucía que se suma a la red de recursos culturales ligados a la historia y al desarrollo del municipio.


El alcalde Silverio Matos inauguró el Museo del Gofio acompañado por el concejal de Patrimonio Histórico, Francisco García, y Dora Pérez Ramírez, hija del fundador del molino, junto a otros familiares, que se mostraron muy emocionados y agradecidos por el nuevo uso del edificio, adquirido por el Ayuntamiento en 2005 a través de un convenio. Varios touroperadores turísticos del Sur de la isla también estuvieron presentes en el acto de apertura.
Una escultura del artista local Agustín Bolaños localizada a las puertas del Museo del Gofio, que también fue descubierta al público este lunes con el título “Hojarasca” y que representa, según el artista, “el gesto de la torsión de la piña al desgranarla”, da la bienvenida al visitante.
Silverio Matos agradeció a la familia Pérez Gil su colaboración con el Ayuntamiento para hacer realidad este proyecto etnográfico, y recordó sus visitas al Molino cuando sólo era un niño y cargaba el grano de millo para convertirlo en gofio.
El alcalde aseguró que el gofio “ha sido fundamental y muy importante en este municipio, ya que muchas personas sobrevivían gracias a este producto” y reconoció la solidaridad de los antiguos dueños del molino “que ayudaban de forma discreta a muchas familias necesitadas de alimentos en una época de penurias”.
Matos destacó que “uno de los objetivos de esta recuperación del patrimonio es también la de buscar nuevos nichos de empleo. El poder crear trabajo a través de nuestro patrimonio y relacionado con la historia de nuestro municipio tiene para nosotros un doble valor” y añadió que “debemos seguir rescatando la historia del municipio, porque tenemos la obligación de preservarlo para otras generaciones”.
El primero a motor
Por su parte, Francisco García, destacó que “Santa Lucía es uno de los municipios de la isla de Gran Canaria que más bienes etnográficos tiene y es obligación de todos protegerlos y difundirlos”, y subrayó que “el edificio fue restaurado por una Escuela Taller. La ventaja era que la familia dejó en el inmueble toda la maquinaria del molino, que es de agradecer, y personas anónimas nos regalaron otros elementos etnografía que enriquece la colección con la que ya cuenta el molino”.
El profesor y etnógrafo Pedro Grimón, autor del proyecto museístico, explica que el molino de gofio de Pérez Gil “fue uno de los primeros molinos de motor en la isla de Gran Canaria, y empezó trabajando casi 24 horas al día”.
Grimón afirma que “en la restauración de este importante espacio cultural hemos hecho dos planes de trabajo, uno para rehabilitar el mobiliario que dejó la familia Pérez Gil, y otro destinado a dotar de contenido el museo, que recoge en paneles información general sobre el gofio, sus características dietéticas, los distintos molinos tradicionales que hay en Canarias y la propia familia Pérez Gil, que también consta en un panel porque ellos ayudaron a muchas familias con gofio gratuitamente”.
El Museo del Gofio se podrá visitar los martes y jueves, de 10.00 a 12.00 horas de manera permanente, y se girarán visitas guiadas coordinadas a través de los técnicos del Museo La Zafra.

No hay comentarios: